Truco de motivación #2: El desayuno de ya valió madre

Porque sí, a veces las cosas simplemente ya valieron madres. Sin oportunidad de apelación, ni chance de solución, algunas veces simplemente todo se va al caño. Te quedaste sin trabajo, ya sea que hubo recorte de personal, tu contrato era temporal o amablemente te dijeron que ya te podías retirar, terminaste de último en algún concurso, tu novix te mandó a contar orcos a mordor… … Continúa leyendo Truco de motivación #2: El desayuno de ya valió madre