Hoy no habrá cena, chicos.

Ya era la hora de la cena, pero él no llegaba a casa. Su mujer movió la cabeza de un lado al otro, nerviosa. Luego les echó un vistazo a los niños, que jugaban afuera. Ellos estaban muy despreocupados, ocupados en perseguirse mutuamente. Se escondían en los arbustos, se refugiaban detrás de los árboles y corrían de aquí allá, sin prestarle atención a nada más. … Continúa leyendo Hoy no habrá cena, chicos.

Crecen tan rápido…

– Éste es un desastre de magnitudes colosales- declaró con furia la dríade, estampando el puño sobre la mesa. Algunas hojillas se desprendieron de sus dedos y flotaron perezosamente hasta aterrizar en el plato de comida de su vecino. – Nosotras jamás nos ponemos de acuerdo con las dríades. Pero en esta ocasión, no podemos hacer otra cosa más que coincidir- dijo una de las … Continúa leyendo Crecen tan rápido…

Crecen tan rápido…

– Éste es un desastre de magnitudes colosales- declaró con furia la dríade, estampando el puño sobre la mesa. Algunas hojillas se desprendieron de sus dedos y flotaron perezosamente hasta aterrizar en el plato de comida de su vecino. – Nosotras jamás nos ponemos de acuerdo con las dríades. Pero en esta ocasión, no podemos hacer otra cosa más que coincidir- dijo una de las … Continúa leyendo Crecen tan rápido…