Oro Alto

Cuando fue concebida, durante la Noche de San Juan, su madre pidió un deseo. Miró directamente al ojo de la luna, que nunca parpadea, y murmuró sus anhelos; quería una hija buena, bondadosa y amable. Una joven con un gran corazón de oro. La luna observó su rostro. Escuchó sus palabras. La chica tenía un gran corazón de oro. Oro que los espíritus lunares alearon … Continúa leyendo Oro Alto