Solamente come, cariño

– Llegas tarde, amor. ¿Tuviste un día difícil en la oficina?

– Sí, tenía una cita con un… cliente, pero no apareció. Lo esperé por más de una hora. Estoy exhausto.

– Trabajas demasiado duro, mi amor. Necesitas descansar. ¿Por qué no te recuestas en el sofá mientras yo termino de servir la cena? Así que tu cliente jamás apareció, ¿eh?

– No… Era un buen cliente, solamente espero no haberle perdido.

– Oh, no pasará nada. Ambos sabemos que encontrarás otros clientes igual de buenos con los cuales reemplazarlo. Se te da bien eso ¿no? Eres muy bueno atrapando clientes. ¿Te sirvo sopa?

– Claro, Elisa. Gracias. Tú siempre sabes exactamente qué decir para animarme, ¿no es cierto?

– Por supuesto. Es el deber de una buena esposa; estar atenta a la vida de su marido, conocer sus problemas y ayudarle a desaparecerlos, ¿no lo crees? ¿Cuántas rebanadas de pastel de carne quieres que te corte?

– Tres, querida, estoy hambriento.

– Una, dos, tres. Me alegro mucho de que lo estés. Realmente le puse empeño a este platillo, sé que es uno de tus favoritos Te conozco bien, ¿verdad, mi amor?

– Me conoces mejor que nadie, Elisa. Esto está delicioso, amor.

– ¿Te ha gustado, entonces?

– Mucho. Nada como una buena comida para dejar los problemas de lado, ¿no?

– Eso es lo que digo yo, mi amor. La comida es el remedio para cualquier mal.

– ¿No vas a comer nada tú, Elisa?

– Oh, no, corazón. Estoy siguiendo una nueva dieta. Voy a alimentar al perro con las sobras, si no te importa. Volveré enseguida.

– Aquí tienes, Box. Tranquilo, te vas a atragantar con eso. ¡Pero quién hubiera imaginado que los dedos de Claudia te gustarían tanto!

Anuncios

19 comentarios en “Solamente come, cariño

  1. Y luego dicen que soy yo el que escribe sobre mujeres malévolas jajaja. Me gustó mucho, Rosa. La imagen (como literatura) me parece de una belleza tétrica e irónica exquisita: el esposo se come a su amante que ha sido cocinada por su esposa. Todo un triangulo amoroso donde una está servida como pastel xD

    Le gusta a 2 personas

  2. Me hubiera gustado que en alguna parte de tu cuento, incluyeras el personaje de algún critico culinario, que degustara el platillo y tratara de adivinar los ingredientes, creo que eres discípula del gran Alfred Hitchcock, que mello!, ojala no te lea mi esposa, no vaya a toma ideas. Saludos

    Le gusta a 1 persona

      1. No se puede vivir como si la belleza no existiera, escribo poesía, necesito musas, la cocina me gusta, de vez en cuando cocino, pero no siempre, no es opción para mí. Necesito vivir enamorado, no concibo la vida de otra manera. Saludos desde el norte más al norte de México, Cuauhtémoc, Chih.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s