La Granja

Hace mucho que no compartimos ciencia ficción en el blog. Aquí les dejo un cuento breve, producido para El Jardín Blanco…

El jardín blanco

Alex despertó lentamente. Aunque sería más preciso decir que recuperó la consciencia de entre un montón de cemento fresco. Los recuerdos de la noche pasada eran borrosos. Cada parte de su cuerpo le dolía al moverla. Se sentía incluso peor que después de esa noche de box en la universidad, cuando perdió en el quinto round contra Carl, el Mastodonte tuerto.

¿Qué demonios había pasado?

Frunció el ceño al darse cuenta de que alrededor había más personas. Algunos estaban inconscientes, otros no. Todos apiñados dentro de un espacio demasiado pequeño. Los que estaban despiertos hablaban a gritos y al mismo tiempo. El ruido le pareció insoportable.

Se puso de pie y se llevó ambas manos a las sienes.

¿Qué había pasado?

Los recuerdos llegaron con la misma intensidad que los golpes de Carl; el ataque, las máquinas, las garras metálicas moviéndose de un lado al otro, sujetando a las personas…

Ver la entrada original 472 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s