Confesiones que tú ya conoces

Tú ya me conoces, jamás oculté nada. Desde el primer instante fui sincera, fui real y auténtica. No creo en las farsas, ni en enamorar a base de engaños. No puedo pretender que soy distinta, no me va perder el tiempo de esa manera. Ya sabes que…

…me arranco la piel de los dedos cuando estoy nerviosa. Como mucho y no engordo tanto. En una oración de 10 palabras, siete son maldiciones. Soy vanidosa y un poco insegura. Amo los tatuajes, los perros y los chocolates. Algunos días quiero escribir mucho, y otros no recuerdo ni cómo se construye una oración. Muchas veces siento que solamente escribo porquerías. Desde que te conocí no me gusta el invierno, ni tampoco la navidad.

Me dan miedo los espacios cerrados y perder el control de las cosas. No tolero la sensación de impotencia. También me da pavor el fracaso, y me juzgo con mayor dureza que nadie. Escribo porque me gusta alejarme, porque me gusta crear y controlar, perderme, viajar. Me gusta comprar cosas que no necesito y postergar las compras de aquello que sí me hace falta -pero que no es tan divertido comprar-. Soy terca, obstinada y caprichosa. Pero también soy perseverante. Nunca aprendí a hacer vueltas de carro y soy torpe. Tan torpe, que casi siempre que como termino con alguna mancha. Tropiezo a menúdo, tiro cosas y las estrello contra las paredes.

No creo en ninguna religión, pero creo en aceptar que casi cualquier cosa es posible. Tampoco creo en la política, pero creo en la educación y en inculcar valores. Me enojo con facilidad, pero también lo olvido muy rápido. Soy fastidiosa, y me gusta molestarte, hacerte renegar para luego abrazarte. Tengo una obsesión con las charlas de TED, con Ghost Whisperer, Jennifer Love Hewitt y las bolsas.

Estoy un poco loca, y soy consciente de ello. Muchas veces me pregunto cómo planeas lidiar conmigo en el futuro, pero aquí sigues y te muestras firme. En verdad me conoces, jamás te oculté nada. Tú me aceptas y repites que así me amas. Todavía no entiendo por qué, pero sé que me agrada.

Imagen: Holding Hands, por Hyatt Moore

Anuncios

17 comentarios en “Confesiones que tú ya conoces

    1. Gracias por tus bellas palabras. A estas alturas del partido, dudo mucho que mis manías extrañas desaparezcan algún día, pero espero seguir evolucionando para bien el resto de mi vida . Tienes toda la razón, es la diversidad lo que hace la vida tan entretenida y fascinante. ¡Abrazos!

      Le gusta a 1 persona

  1. El tema de perder el control, sentir la impotencia es algo en lo que estamos totalmente conectadas, en cuanto a al resto hace parte de la poca cordura que tenemos las mujeres para muchas cosas, las cuales es de disfrutaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaar!

    Le gusta a 2 personas

    1. Claro, no se debe entender, solamente disfrutar, Me alegra no ser la única a la que le pasa sentirse terriblemente ansiosa ante la idea de la impotencia y el descontrol, es bueno saber que alguien lo entiende 🙂 ¡Un beso muy controlado jaja!

      Le gusta a 1 persona

      1. ¡Dame esos 5!
        Nos gusta tener todo en una bolita bien controladito, disfrutamos de ello… totalmente entendible, a quien no le ha de gustar…
        Jaja Me descontrolare por 5 segundos. Te mando un abrazo descontrolado y feliz!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s