Premios y preguntas

Después de una semana de vacaciones obligadas en el blog- debido a varios eventos no gratos que me volvieron complicada la tarea de escribir la semana pasada- volvemos a ustedes con la novedad de que hemos recibido un nuevo premio.

Hace tiempo -poco, en realidad- que renuncié a esto de escribir una entrada dedicada a un premio. No porque no valore recibirlos, cada uno de ellos me llena de alegría y de orgullo, sino más bien porque comenzaban a ser posts repetitivos. Pero en esta ocasión, Daniel Centeno me ha retado a contestar las preguntas que están ligadas al premio y me pareció un ejercicio de introspección interesante. Sé que ustedes gustan de conocer más acerca de la persona que está detrás de cada blog, o al menos eso es lo que creo yo, así que aquí les dejo mis respuestas.

Pero primero lo primero, el premio es el llamado Liebster y agradezco de todo corazón a las dos personas que me lo dieron;  Donovan Rocester y  Daniel Centeno.

Ahora sí, las preguntas…

De los relatos que has escrito, ¿de cuál te sientes más orgulloso?

Hasta ahora, de lo que más me siento orgullosa es de haber concluído mi primera novela, de haberlo hecho en el lapso de un año, aun cuando estaba estudiando y trabajando al mismo tiempo, y de haberlo logrado antes de cumplir los 23 años. Más aún, me siento orgullosa de ese proyecto porque realmente estoy satisfecha con el resultado, a pesar de que no sea perfecto todavía.

De qué libro has pensado: “ojalá se me hubiera ocurrido a mí”.

La verdad, creo que no he pensado eso nunca de ningún libro. Valoro mis propias ideas y las ajenas, nunca he sentido el deseo de que alguna idea hubiera sido mía primero. Pero si tuviera que mencionar un libro que me hubiese gustado escribir, diría La historia sin fin, de Michael Ende, o El último unicornio, de Peter S. Beagle. Ambos libros son del género de la fantasía, creo que son obras muy hermosas y que escribirlas hubiera sido divertido.

Crear el mundo de La historia sin fin, por ejemplo, con todos sus paisajes, sus personajes tan variopintos, todas las historias que podía contar cada uno de ellos, creo que hubiera sido una gran aventura.

¿Qué escritor es leer para aprender a escribir?

Hasta ahora, diría que Haruki Murakami. Seré sincera, no he leído tanto de él como quisiera, pero me di cuenta de que leerlo fue para mí descubrir otra forma totalmente diferente de hacer literatura. Uno solo de sus libros bastó para expadir los límites dentro de mi cabeza sobre lo que puedes hacer con la escritura y creo que eso es increíblemente valioso. De él aprendí muchísimo, desde la construcción de personajes, hasta la forma de desarrollar una trama surrealista que el lector, a pesar de todo, te compre. Obviamente esto no aplica para todos los escritores, el impacto que su trabajo tuvo en mí se acrecienta por las grandes diferencias que existen entre nuestras culturas y por eso me resulta todavía más enriquecedor. Pero para mí es un escritor que realmente ayudó a destruir muchos muros dentro de mi mente.

¿Qué libro te ha gustado pero no te atreves a recomendárselo a nadie?

Creo que un ejemplo de un libro así podría ser Bajo la misma estrella, de John Green. No me atrevo a reconocer que sí, lo leí y me gustó, sí, lloré como florecita con el tonto libro, sí, sí, tengo corazón de puberta, sí, ya sé. Siguiente pregunta, por favor…

¿Qué libro regalarías a tu peor enemigo?

Dibs, en busca del yo, de Virginia M. Axline. Y le diría que me recuerda a Dibs.

¿Qué libro piensas que está sobrevalorado?

En este punto y tras mucho tiempo de meditarlo, creo que eso es algo que no puedo juzgar. Quiero decir, ¿quién demonios sabe lo que tiene o no tiene valor real? ¿En base a qué exactamente deberíamos juzgar ese valor? ¿Y quién me dice que esos parámetros son realmente los correctos? Ya sé, son preguntas un poco existenciales, pero ahora sí que, cuando de juzgar libros se trata, prefiero aceptar que yo no tengo ningún arma. Puede ser que mi trabajo sea peor que esos libros a los que podría considerar o llamar sobrevalorados. Así que, en pocas palabras, no considero a ningún libro sobrevalorado.

¿Qué escritor piensas que está infravalorado?

Frank Beddor. Su trilogía fantástica de “La Guerra de los espejos” no fue tan popular como yo pensé que llegaría a ser. A mí, al menos cuando lo leí por primera vez, sencillamente me encantó. En sus libros reinventa el mundo de “El país de las maravillas” y la historia de Alicia toma un rumbo totalmente diferente de la trama surrealista que todo mundo conoce.

¿Qué libro clásico recomiendas?

El forastero misterioso, de Mark Twain. Me pareció sencillamente genial, especialmente para la época en la que Twain lo escribió.

¿Cuál es tu mayor prejuicio literario?

Que la literatura juvenil o infantil no aporta nada, especialmente la literatura popular. Creo que son muchos los escritores que tienen este prejuicio. Incluso he escuchado decir a algunos que Harry Potter es leído por niños tontos. Y a mí, como aspirante a escritora juvenil, no me queda de otra más que intentar ignorar los comentarios así. Algunas veces es difícil y me pregunto si en verdad estaré escribiendo literatura para niños tontos, si estaré haciendo algo mal, siendo tonta yo misma por tener ese sueño. Si debería estar deseando convertirme en escritora “real”, escribiendo cosas más “intelectuales” o “profundas” o lo que sea. Pero creo que no estaría siendo fiel a mí misma, y que no tiene sentido renunciar a lo que quiero por un prejuicio. Claro que tampoco me limito a leer o escribir literatura de ese género, pero creo que siempre será mi predilecto.

¿Cuántos libros te compras al cabo del año?

En realidad no compro tantos libros, creo que compro como entre cinco y diez al año. Lo que sucede es que en mi familia todos compran libros y en mi casa hay una biblioteca tan extensa que podría pasarme todo el año leyendo de allí y no me la terminaría. También pasa que busco muchos libros en internet. Así que no, no compro tantos, pero me encanta meterme a las librerías a cada rato de todas formas.

Ahora, debo nominar al premio a otros blogs que yo considere de calidad. Esta vez nominaré solamente tres e intentaré que sean blogs que no he nominado nunca a un premio, por aquello de que no quiero resultar repetitiva otra vez.

Mis nominados son:

1.El desastre de Sofi: Su blog tiene calidad visual y literaria. Me gusta mucho su estilo y sus entradas que son variadas; desde temas muy girly, hasta textos muy poéticos. ¡Felicidades, Sofi!
2. El blog de una empleada doméstica: Lo nomino porque es divertidísimo y muy diferente a lo que me he encontrado en el mundo de WordPress. Creo que la idea del blog es original y el tono sarcástico, cínico, con el que escribe sus entradas me parece genial. Espero que siga relatándonos todas sus aventuras de chacha, como ella les llama.
3. La vocal abierta: Sus letras me movieron algo. Todavía no defino qué exactamente, pero se quedó en mi memoria y por esa permanencia nomino este blog.

Me han gustado a mí también estas preguntas y por eso invito a mis nominados a contestarlas:

  • De los relatos que has escrito, ¿de cuál te sientes más orgulloso?
  • De qué libro has pensado: “ojalá se me hubiera ocurrido a mí”.
  • ¿Qué escritor es leer para aprender a escribir?
  • ¿Qué libro te ha gustado pero no te atreves a recomendárselo a nadie?
  • ¿Qué libro regalarías a tu peor enemigo?
  • ¿Qué libro piensas que está sobrevalorado?
  • ¿Qué escritor piensas que está infravalorado?
  • ¿Qué libro clásico recomiendas?
  • ¿Qué libro escrito en los últimos cinco años recomiendas?
  • ¿Cuál es tu mayor prejuicio literario?
  • ¿Cuántos libros te compras al cabo del año?

    Gracias de nuevo a quienes me nominaron, les aviso que no volveré a desaparecerme del blog pronto y los invito a seguir al pendiente de las nuevas entradas.

Anuncios

18 comentarios en “Premios y preguntas

  1. Para nada creo que escribir literatura juvenil sea una cosa tonta. A mí, por ejemplo, Harry Potter me parece una joya en toda regla. Y recuerdo que por ahí leí que cada autor enfrente sus demonios y sus aspiraciones de formas distintas: así que es tan valido hacer algo adulto como algo infantil; son dos aproximaciones a la literatura. La sirenita de Hans Christian Andersen es “infantil/juvenil” (claro, de otra época de infancia), y me parece uno de los mejores libros que haya leído jamás.
    Y qué gusto conocerte un poco más. Varias de estas cosas no las sabía ni en broma.

    Le gusta a 2 personas

  2. Muchísimas gracias por el premio, Rosa. Y por llamar divertidas a mis historietas. No suelo entrar en la rueda de los premios porque, como tú misma dices, termina resultando repetitivo pero lo mismo me animo a contestar a tus preguntas. No te ofendas si solo agarro el premio y salgo corriendo, me hace mucha ilusión recibirlo y lo agradezco de verdad. Yo tampoco creo que la literatura infantil y juvenil sea un género para tontos o menor, a mí por ejemplo me encanta Rohal Dhal. Así que, ánimo con tus escritos, lo haces muy bien. Enganchar a la lectura a niños y jóvenes es crear futuros lectores.

    Le gusta a 2 personas

    1. Tus historias son muy divertidas y muy originales. Tú agarra y corre lo más lejos que puedas, a mí lo que me llamó mucho la atención fueron las preguntas, porque ni yo misma estaba segura de las respuestas, tuve que meditarlo un poco. Me alegra saber que piensas eso sobre la literatura juvenil, ya veo que muchos aquí son de mi misma opinión; que la literatura para jovenes forma lectores y tiene gran valor en sí misma. Un saludo y gracias por tus palabras.

      Me gusta

  3. No estoy de acuerdo con quienes dicen que la literatura juvenil es de niños tontos. De hecho, está muy genial para que los jóvenes se animen a leer y no por el hecho de ser un amor idealizado, si no, por las demás características presentes. Personalmente, puedo estar leyendo hoy una saga y el día de mañana el clásico más pesado. También, considero que no hay literatura buena o mala, solo hay gente que le acomoda lo que a otros no.
    Sigue siendo fiel a ti misma, escribiendo lo que te gusta, que después de todo este arte es para sentir.
    Enhorabuena por tu premio!

    Le gusta a 3 personas

    1. ¡Gracias! Soy exactamente igual que tú, puedo pasar de un autor como Mark Twain a otro como S.J. Kincaid y luego regresar a Julio Verne. Yo amo la literatura juvenil por los mundos que crea y las aventuras, y también sé que gracias a eso es que muchos se inician en el arte de leer. Empezar por algo como “La Odisea” es posible, pero no funciona para todos. Y también me sumo a tu opinión acerca de la literatura buena o mala, tienes mucha razón. Gracias por tu apoyo y tus palabras 🙂

      Le gusta a 1 persona

  4. Ay, ¡qué adorable!
    En serio, muchísimas gracias por el comentario que has hecho sobre mi blog.
    Ya contesté estas preguntas cuando Daniel me nominó al premio, pero igualmente gracias!!!

    Le gusta a 1 persona

  5. Rosa, ¡¡Felicidades por ese premio!! Y como ya han dicho algunos de los sabios comentaristas de más arriba, jamás la lectura infantil/juvenil es algo de segunda categoría es, precisamente, el germen del que brotan los buenos lectores (y escritores) y quizá la más difícil, puesto que los niños y adolescentes son los más sinceros y su amor o su odio es real. Un adulto puede seguir leyendo por muchos motivos una mala obra, un niño jamás lo hará. Son los críticos más objetivos, duros y sinceros que hay. ¡Un abrazo y sigue creando mundos! 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Amén por tus palabras, muy sabias y precisas. Eso es exactamente lo que yo digo. No tienes idea de la alegría que me da ver que muchos aquí tienen en buena estima a este tipo de literatura. Es grandioso sentirse acompañado en el sentimiento. Gracias por tus felicitaciones y por tu gran comentario. ¡Un beso!

      Le gusta a 1 persona

      1. 🙂 Me alegro de tu vuelta y espero que tu mamá esté mejor. Dale recuerdos de todos nosotros, que le deseamos una rápida mejoría. Después de tu genial entrada de hace un tiempo, en la que nos la presentaste, es como si ya la conociéramos un poquito 😉

        Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias, Chukes! Sucede que operaron a mí mamá, y la semana pasada tuve que suplirla en todos sus cargos, llevar a mis hermanos a sus múltiples clases, cuidar un poco de la casa, etc… Todo salió bien, pero preferí no estresarme de más y dejar el blog una semanita. Pero yo también estoy feliz de estar de vuelta, lo extrañaba mucho.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s